Repensando la política: Recuperar la política para el bien común

Publicado: Miércoles, 19 Marzo 2014

Mercedes Hoy, 19 de Septiembre
Conclusiones finales de tres jornadas de trabajo

Repensando la política:

Recuperar la política para el bien común

En el acontecimiento mayor de la Iglesia Católica en el marco de su participación civil, del cual participara como único orador correntino y representante de un partido político Provincial Pedro Cassani, se emitió un documento.
Dejar de lado los personalismos, y fortalecer las agrupaciones políticas en los principios éticos primordiales, son solo algunos de los puntos.

La Iglesia advirtió que el país debe "recuperar la política para erradicar la pobreza y promover el desarrollo integral", en un pronunciamiento de la Comisión de Pastoral Social, que preside el obispo de San Isidro, monseñor Jorge Casaretto.

Luego de tres jornadas de trabajo en el encuentro nacional Repensando la Política, que reunió en Río Cuarto a unos 500 representantes políticos, sociales y sindicales –entre ellos al Presidente de la Cámara de Diputados Pedro Cassani, quien fue invitado especialmente a disertar junto a otros líderes políticos- con dirigentes de la Iglesia, el organismo episcopal reclamó la "formación de nuevos liderazgos para construir una Argentina con equidad y justicia social".

"Cuando priman intereses particulares sobre el bien común o cuando el afán de dominio se impone por encima del diálogo y la justicia, se menoscaba la dignidad de las personas e indefectiblemente crece la pobreza en sus diversas manifestaciones", dijo la Iglesia, al difundir las conclusiones del encuentro, en una crítica al "estilo de confrontación permanente" que se muestra desde el Gobierno.

Los obispos de Pastoral Social convivieron durante tres días con dirigentes de distintas extracciones políticas. El más cercano al kirchnerismo fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que habló ayer sobre la necesidad de encarar el problema de la pobreza al compartir un panel con el senador nacional Ramón Mestre (UCR-Córdoba) y el secretario general del gobierno porteño, Marcos Peña (Pro), estrecho colaborador de Mauricio Macri.

También participaron el fin de semana Sergio Massa, intendente de Tigre y ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner; el jefe del bloque de diputados de la UCR, Oscar Aguad; la senadora nacional Hilda "Chiche" Duhalde, y la diputada Graciela Camaño, ambas del Peronismo Federal. Por Corrientes, y en representación de un partido político provincial -como lo es el Partido Liberal, con más de 153 años de historia institucional-, habló el Presidente de Diputados Pedro Gerardo Cassani.

La primera alerta sobre la necesidad de renovar la política la puso el obispo Casaretto, en la jornada de apertura, cuando llamó a "evitar personalismos que lleven a la fragmentación, y reemplazar el estilo de confrontación permanente por el espíritu de fraternidad".

Para la Iglesia, la situación social es preocupante. El índice de pobreza ronda el 30% y el de indigencia, el 12%, según los últimos datos del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA). Pero tan preocupante como estos indicadores es el estado de crispación y agresividad instalado en la actividad política, confiaron a LA NACION fuentes eclesiásticas.

En el encuentro se pidió "recuperar el valor de la sana militancia" y hubo coincidencias en que se debe "buscar sanamente construir poder desde la fraternidad y no desde la fragmentación".

"Deberían forjar el bien común desde el diálogo, los consensos y la mirada estratégica a mediano y largo plazo sustentada en políticas de Estado que puedan subsistir más allá de los cambios de gobierno", afirmó la Iglesia. Y reclamó "una agenda legislativa que atienda las necesidades reales y concretas de toda la ciudadanía".

"No hay democracia estable sin una sana economía y una justa distribución", dijo el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, en su exposición, al señalar que la democracia debe ayudar a "erradicar la pobreza y promover el desarrollo integral de todos". Dijo que "es preocupante que sólo un 11% de la población confíe en los sindicatos y menos de un 7% en los partidos políticos", según una encuesta del Observatorio de la Deuda Social.

Urtubey consideró "importante recuperar el valor del testimonio" en la política y coincidió con la Iglesia en que "el primer desafío que se debe encarar es la pobreza". Peña llamó a reconstruir el diálogo y afirmó que la política "debe recuperar la misión de servir a la gente". Y Mestre dijo que el momento actual del país es una oportunidad para poner en marcha "el cambio cultural que hace falta".
Los números

La percepción de la gente sobre la política fue puesta en números por el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, quien aportó datos que muestran una singular paradoja: se percibe un crecimiento de la confianza en la recuperación económica, pero no así en el gobierno nacional. Al presentar una encuesta sobre 2500 hogares de nueve ciudades, dijo que la confianza en el Gobierno cayó del 35% en 2006 al 18% en 2010", mientras los niveles de credibilidad en el Congreso y en la Justicia rondan el 17 por ciento.

La confianza en los partidos políticos es del 7%, si bien hace cuatro años era del 5%", agregó, al mostrar indicadores que están muy lejos del 60% de credibilidad del que gozan, por ejemplo, las organizaciones solidarias.

http://mercedeshoy.com/vernota.asp?id_noticia=17545

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd