SE REALIZO LA REUNION DE ENCUENTRO DE DELEGADOS DIOCESANOS DE PASTORAL SOCIAL 2018

Publicado: Miércoles, 16 Mayo 2018

Analizaron y proyectaron sobre la Laudato Si, del Papa Francisco

Representantes de diócesis de todas las regiones de Argentina, se reunieron para dar a conocer sus realidades, actividades y propuestas en lo referente a la Pastoral Social

El sábado 14 de Abril, en las instalaciones de la Conferencia Episcopal Argentina, tuvo lugar el encuentro Anual de Delegados Diocesanos de Pastoral Social.

La asistencia fue muy significativa, con delegados de distintas diócesis de las ocho regiones.


En esta oportunidad, el trabajo en mesas de diálogo por región, se centró en compartir y analizar las propuestas difusivas que se han realizado de la Encíclica social del Papa Francisco “Laudato Si”; las acciones concretas inspiradas por su doctrina de ecología integral.

Finalmente hubo un lugar para propuestas, a fin de alcanzar una difusión y acción concreta y eficaz ante la cuestión social actual en la Argentina.

Una Jornada completa de actividades

Se comenzó con la bienvenida de los delegados y un punto de espiritualidad a cargo de Mons. Rubén Frassia, dando luego lugar al espacio de intercambio entre delegados diocesanos por región.

 

Finalizado el almuerzo,  se realizó la puesta en común de conclusiones de cada región, la presentación de la agenda 2018 de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y se evaluó la posibilidad de una Web de información regional – diocesana a fin de mantener la conexión a nivel nacional. Luego se abrió el diálogo entre los delegados y los Obispos encargados de la Pastoral Social.



 Monseñor Jorge Lugones, presidente de la CEPAS, aprovechó la ocasión  para presentar el nuevo documento del CELAM: “Discípulos y Misioneros Custodios de la Casa Común. Discernimiento a la luz de la encíclica Laudato Si”.

En un ambiente de fraternidad y alegría del encuentro, se concluyó con Santa Misa.



 

 

El titular de la Pastoral Social dice que no hay gradualidad y cuestionó el retorno al FMI

Publicado: Lunes, 14 Mayo 2018

11/05/2018 – El presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Jorge Lugonescriticó la decisión del Gobierno nacional de volver a pedir, en este contexto, un nuevo préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI).

http://radiomaria.org.ar/contenido/uploads/sites/3/2018/05/navi-obispo.jpgEn diálogo con Radio María Argentina, el también obispo de Lomas de Zamora señaló que los funcionarios hablan de “gradualidad” y de “pobreza”, pero argumentó que “de gradualidad no hay nada”, porque los aumentos de las cosas y de la inflación “son drásticos”, al igual que el “sufrimiento de la gente pobre”.

Con evidente preocupación, monseñor Lugones dijo que “hay diálogo con el Gobierno nacional, hay conversación y buenos modales, pero no hay hechos realmente visibles que ayuden justamente a los sectores menos protegidos que son los más pobres”. Consultado acerca de la situación económica y social del país, y de las gestiones que el Gobierno puso en marcha para obtener un crédito del FMI, el obispo señaló: “Desde lo más casero, diría que en una casa, cuando no entran sueldos y estamos gastando y haciendo gastos que necesariamente necesitamos hacer, y encima pedimos un préstamo con alto interés, esa casa no va a prosperar de ningún modo porque de este modo no se puede salir adelante”.

En un análisis más detallado del contexto, Lugones expresó: “Si nosotros tuviéramos mayor índice de Producto Bruto Interno, mayor comercialización, menor inflación se podría ver la posibilidad de pedir préstamos tan importantes, nada más y nada menos que al FMI, que sabemos a lo que aspira; lo ha demostrado ya en nuestra historia argentina, en una triste historia y deuda argentina: la deuda externa. Así que nosotros no vemos que esta sea una salida inteligente”.

Acerca de la situación económica y social, el obispo de Lomas de Zamora negó que se esté aplicando verdaderamente una “gradualidad” en la corrección de los desequilibrios económicos y fiscales: “Cuando uno escucha el discurso de varios funcionarios que siempre están hablando por los medios, nos están hablando de la gradualidad, como que nos hubieran robado el término. Nosotros somos los que ponemos la gradualidad en el aumento de las tarifas, gradualidad en la inflación…de gradualidad acá no hay nada”, enfatizó. Y sostuvo: “Hay un sufrimiento de la gente drástico y un aumento de las cosas y de la inflación drásticos. Entonces esto no es así como se presenta. Así no es un diálogo realmente sincero”.

Ante la consulta de esta Radio, monseñor Lugones también se refirió al conflicto planteado en el sur de la provincia de Mendoza por la implementación del sistema de “fracking”, método de extracción de gas y petróleo. “Quedamos en seguir trabajando desde la comisión de Pastoral Sociual con las organizaciones ambientalistas de General Alvear por este tema”, indicó.

http://radiomaria.org.ar/contenido/uploads/sites/3/2018/05/686843_20160618134859.jpg

“No nos quedamos tranquilos”

El obispo también fue enfático a la hora de reclamar sinceridad a las autoridades: “Acá tenemos que sincerar las cosas. No hacer un discurso político en el mal sentido para que alguien se quede tranquilo con lo que se dice. No nos quedamos tranquilos con lo que se dice. Estamos muy muy tristes y realmente preocupados porque estamos acompañando muchas comunidades que están sufriendo en este momento este flagelo de la inflación y, además, de la pobreza”.

Monseñor Lugones dijo que los funcionarios también hablan mucho de pobreza, pero que el trato que les dan a los pobres y a los indigentes no es favorable. “El trato que les estamos dando a los pobres, que son un cuarto de la población del país, no es favorable. No estamos favoreciendo en la ayuda, por ejemplo, a las cooperativas, a los movimientos populares que están dando trabajo justamente; incluso haciendo su aporte social con una asistencia social y pagando el monotributo. No se está implementando el ayudar estas economías que realmente están excluidas hoy, que son las que están moviendo los sectores más pobres de la población que muchos de ellos están en la indigencia”.

Por un diálogo sincero

Monseñor Lugones reclamó “un diálogo sincero y honesto sobre la realidad como propone el Papa Francisco”. Desde ese lugar, dijo, “sí se puede tener esperanza”. “Nosotros -agregó- confiamos en lo que se puede hacer y en que todos podemos aportar. Esta es la esperanza. Ahora, cuando se cierran los caminos de este modo y sólo se apuesta a ese protagonismo financiero, entonces creemos que así no hay salida”.

Consultado sobre si no está viendo un diálogo sincero en este momento, respondió: “Lamentablemente vemos que hay un diálogo, que hay buenos modales, que hay buena conversación, pero que no hay hechos realmente visibles que ayuden justamente a los sectores menos protegidos que son los más pobres, que son los que están bajo el índice de pobreza, incluso los que están en el índice de indigencia”. Por último, el titular de la Pastoral Social pidió que todos los que tienen fe “recen por la Patria, en especial por los que están sufriendo”.

 

Fuente: fuente es de radiomaria.org.ar

Jorge Lugones: “El cuidado de la casa común no es una moda u opción que pueda o no hacerse”

Publicado: Miércoles, 02 Mayo 2018

En la presentación de la nueva Carta Pastoral del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), ‘Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común. Discernimiento a la luz de la Laudato si’’, el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS), monseñor Jorge Lugones SJ, aseguró que “el cuidado de la casa común no es una moda u opción que pueda o no hacerse”, por lo que “es importante que nos unamos, nos informemos y eduquemos sobre el cuidado de la casa común”.

WhatsApp Image 2018 05 02 at 12.18.39“Cómo estamos construyendo el futuro”, se preguntó el obispo, a la luz de la Carta que describe la “crisis ecológica” en la “casa común” que es “nuestro planeta”: “qué le pasa a nuestro mundo, cómo se está deteriorando, se necesita actuar y comprometernos todos, por eso se habla de una conversión interior”, dijo. “Quién se va a convertir: la naturaleza o la persona”, planteó, “nosotros, porque podemos transformar algo”.

Se refirió a una “ecología integral”, “un ambiente sano, que va unido a lo económico, social, cultural y a nuestros hábitos, todos somos responsables del deterioro del planeta, porque una ecología integral es ver la situación del mundo, de la naturaleza, pero unido a la persona, especialmente las personas que hoy están gravemente comprometidas por el deterioro de la naturaleza, el agua, el suelo y el aire”.

Al destacar los dos desafíos que propone la Carta, el extractivismo y la defensa de la amazonia, Lugones preguntó varias veces cómo cuidamos el agua. “Podemos vivir sin el celular, pero no podemos vivir sin agua, porque el agua es el elemento que sustenta a la persona, es un derecho inalienable de la dignidad de la persona y hoy es moneda de comercio”.

“Todos podemos ocuparnos de una conversion integral ecológica. No basta la denuncia. Cómo anunciamos en nuestra casa, en nuestro barrio, lo que se puede hacer y los hábitos que se pueden cambiar. Este cuidado de la casa común no es una moda u opción que pueda o no hacerse. Tenemos que optar por el cuidado de la casa común”.

“Esta carta quiere concientizarnos sobre el cuidado del planeta, y dentro de nuestro ambiente la persona, especialmente la que hoy no cuenta, los sufrientes, débiles y los que no tienen posibilidades”.

Amplia participación de obispos y dirigentes sociales.

El obispo auxiliar de Mercedes-Luján, Jorge Scheinig, miembro de la CEPAS; Marta Arriola, directora del proyecto ‘Cuidadores de la Casa Común’; EstebanWhatsApp Image 2018 05 02 at 12.18.39 2 Castro, secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y Daniel Menéndez, coordinador nacional del Movimiento Barrios de Pie, también formaron parte del panel que presentó el documento esta tarde en el santuario Santos Latinoamericanos, en Fiorito.

Participaron del encuentro los obispos Fernando Maletti (Merlo-Moreno, y además miembro de la CEPAS), Jorge Torres Carbonell (auxiliar de Lomas de Zamora) y Jorge García Cuerva (también auxiliar de Lomas); el Intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray; el jefe de gabinete del Municipio de Lomas, Guillermo Viñuales; Juan Carlos Schmid, secretario general del Triunvirato de la CGT; y Fernando Navarro, dirigente del Movimiento Evita, entre otros representantes de las pastorales de la diócesis, los municipios locales y referentes de organizaciones sociales y estudiantiles.

Por su parte, Scheinig advirtió que “el cuidado de la casa común es algo serio, no es un chiste, estamos muy comprometidos”. “Hay cosas que son urgentes –añadió–, que no podemos aplazar, todos nosotros, actores sociales, tenemos que ser eco de la voz del papa Francisco. Todo está conectado: lo que le pasa al agua, nos pasa, lo que le pasa a los bosques, nos pasa, lo que le pasa a la tierra, nos pasa. El planeta no es un tenedor libre, en algún momento las cosas se acaban, por eso tenemos que tener la responsabilidad de cuidar la casa común”.

Fuente: Boletín Eclesia (Obispado de Lomas de Zamora) - Ver nota

Pastoral Social: Presentación de la Carta Pastoral del CELAM

Publicado: Lunes, 07 Mayo 2018

El día jueves 26 de abril a las 15:00 hs. en el predio de los Santos Latinoamericanos ubicado en Camino Negro y Quesada (Puente La Noria), Partido de Lomas de Zamora se desarrolló la presentación   de la Carta Pastoral del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) de discernimiento a la luz de la Encíclica Laudato Si, llamada  “Discípulos misioneros custodios de la casa común”.

1693La ceremonia  contó con la participación de los obispos de Merlo – Moreno –Mons. Fernando Maletti, Mons. Jorge Torres Carbonell e Ignacio García Cuerva, ambos auxiliares de Lomas de Zamora; el Intendente de Esteban Echevería Fernando Grey,  Guillermo Vignales de la Municipalidad de Lomas de Zamora, Juan Carlos Schmidt de la CGT, Fernando Navarro del Movimiento Evita, Luis Caceres, Esteban Castro, Carlos Custer. Ante un público de más de setecientas personas colmado de integrantes de movimientos populares, Barrios de Pie, Organización Los Pibes, Cuidadores de la Casa Común, Ctep, SERCUPO, Movimiento Nacional Campesino, grupos religiosos de distintas capillas de Lomas de Zamora, Quilmes, La Plata y de CABA.

Al inicio de la actividad el Presidente de la Comisión Episcopal  de Pastoral Social, Mons. Jorge Ruben Lugones – obispo de Lomas de Zamora quien, realizó la presentación del documento, destacando la necesidad de escuchar este llamado que hace el papa Francisco a ser parte de una conversión ecológica para el cuidado del este planeta tierra al que llama “casa común”. Hizo un recorrido respecto de cómo las prácticas extractivistas de grandes empresas multinacionales afectan los recursos naturales finitos.  Entre otros conceptos enfatizó de qué modo la falta de agua afecta esencialmente a los pobres, recordando las graves situaciones que se viven en tal sentido en zonas como Santiago del Estero o en el Chaco Salteño. Ante un escenario lleno de trabajadores y de integrantes de movimientos sociales remarcó cómo estos últimos están comprometidos con el cuidado de la casa común y cuántas iniciativas tienen para el cuidado de la tierra.

A su turno, el obispo de Mercedes – Luján Jorge Eduardo Schening remarcó que si bien para el cuidado de la tierra es imprescindible la participación de personas con responsabilidades sociales también es imprescindible el compromiso de  vecinos del barrio. Llamó a tener presente la indicación del Papa Franciso respecto de que es tiempo de una ecología integral. En el cuidado de la casa común hay que integrar el tema ambiental con el tema humano.

 Esteban “Gringo” Castro, secretario general de CTEP recordó que el Papa Francisco en el inicio mismo de su ejercicio realizó un encuentro en el Vaticano con los  ovimientos populares de todo el  mundo. Planteó que Laudato Si es un documento religioso pero es esencialmente político.
“Ese fue el  royecto de Jesús y es el  proyecto de muchos líderes Latinoamérica. Donde la mayor responsabilidad es de las empresas multinacionales con gran concentración de capital”.

Daniel Menéndez, Coordinador del movimiento Barrios de Pie, destacó que desde el documento de Laudato Si, el Papa Francisco marca un  camino de esperanza. Recordó que para los movimientos populares el cuidado de la casa es tarea diaria, permanentemente se hacen cargo del cuidado basurales a cielo abierto, de la limpieza de sus  alles, destacó el trabajo de cartoneros en la clasificación de la basura. Finalmente instó a la necesidad de construir comunidad.

A su turno, Marta Arriola, coordinadora Cuidadores de la Casa Común, recordó que la organización se inició inspirada en Laudato Si y que ya tiene presencia en catorce provincias con eje central  en los jóvenes . Sostuvo que a partir del cuidado de la persona se puede trascender al cuidado de la casa común y que con la inspiración de la encíclica es necesario  trabajar en la formación de nuevos liderazgos

“Nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad secreta de las personas, sin influencia alguna en la vida social y nacional, […] sin opinar sobre los acontecimientos que afectan a los ciudadanos. […] Amamos este magnífico planeta donde Dios nos ha puesto, y amamos a la humanidad que lo habita. […] Si bien el orden justo de la sociedad y del Estado es una tarea principal de la política, la Iglesia no puede ni debe quedarse al margen en la lucha por la justicia”. (Papa Francisco)

Presentan la nueva carta del CELAM sobre “ecología integral”, que advierte sobre el “extractivismo”

Publicado: Miércoles, 25 Abril 2018

Este jueves 26 abril, a las 15, en el santuario Santos Latinoamericanos (“Camino Negro” y Quesada, Fiorito), el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS), monseñor Jorge Lugones SJ, presentará la nueva Carta Pastoral del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), “Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común. Discernimiento a la luz de la Laudato Si’”.

carta celam 1El documento, según se lee en la introducción, “expresa la voz de los obispos, en comunión con el papa Francisco y su encíclica Laudato Si, desde una mirada latinoamericana”, aborda “los grandes desafíos que la Ecología Integral presenta a nuestro Continente” y analiza “el impacto de las actividades extractivas en nuestra Casa Común, especialmente aquellas referidas a la minería”.

En la presentación de la Carta, estarán junto a monseñor Lugones, el obispo auxiliar de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Scheinig, miembro de la CEPAS; Marta Arriola, directora del proyecto “Cuidadores de la Casa Común” y referentes de organizaciones sociales.

“Queremos entrar en diálogo con todos acerca de nuestra casa común” y especialmente “sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta”, se señala en el documento.

“Modelo económico, extractivismo y ambiente”, “El impacto de las actividades extractivas en el clima y el agua”, “Conflictos socio-ambientales y acción del Estado”, “Responsabilidad de las empresas” y “El compromiso de las comunidades”, son los ejes centrales de la Carta.

Carta “Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común..."

 

Qué se entiende por “extractivismo”: “Una desaforada tendencia del sistema económico por convertir en capital los bienes de la naturaleza. La acción de `extraer´, la mayor cantidad de materiales en el menor tiempo posible, para convertirlos en materias primas e insumos que la industria utilizará, se transformarán en productos y servicios que otros comercializarán, la sociedad consumirá y luego la misma naturaleza recibirá en forma de desechos contaminantes, es el circuito consumista que se está generando cada vez con mayor celeridad y riesgo”.

Y advierten los obispos del CELAM: “Lo grave de esta lógica de relacionamiento con la naturaleza es que los bienes se están agotando y nos acercamos vertiginosamente a los límites físicos de la Tierra. No es sostenible la pretensión de un crecimiento infinito en un mundo que es finito, se viene la grave crisis ecológica, el creciente calentamiento global de la temperatura superficial del planeta y el cambio climático, que en sus efectos extremos ponen en peligro la supervivencia humana en la tierra, estamos llamados a discernir nuestro lugar como seres humanos en la creación y nuestra responsabilidad por ella, pues esta crisis en el fondo es una crisis cultural y espiritual”.

“Animamos a las comunidades cristianas a vivir su misión de cuidar la Tierra y la vida de las personas, particularmente de los pobres, en alianza con muchas otras personas y organizaciones que comparten este compromiso. Lo importante es ‘comenzar por casa’ y revisar qué hay que cambiar para generar una nueva cultura del cuidado de la vida”, expresaron. Y señalan algunas acciones concretas sugeridas por el Papa en LS 211: a) La vigilancia del propio consumo; b) Reducir, reusar, reciclar; c) Evitar el uso de material plástico y de papel, reducir el consumo de agua; d) Separar los residuos; e) Utilizar el transporte público o compartir un mismo vehículo entre varias personas; f) Plantar árboles, apagar las luces innecesarias; g) Promover y proteger espacios verdes en nuestras ciudades.

 

Fuente: Periódico Eclesia (Obispado de Lomas de Zamora)

 

DMC Firewall is a Joomla Security extension!