REPENSANDO LA POLÍTICA 2016 en la Cámara de Diputados de la Nación Argentina: “Repensar la política y el ejercicio del poder en clave de Servicio. La política pide una profunda humildad social.”

Publicado: Jueves, 11 Agosto 2016

 

El lunes 8 de agosto de 2016 se llevó a cabo en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación la cuarta edición de REPENSANDO LA POLÍTICA, espacio de debate federal que organiza la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS) de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

Es esta edición la APERTURA estuvo a cargo del presidente de la CEPAS y obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Eduardo Lozano; el diputado nacional Eduardo Amadeo; y el cardenal primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires Mario Aurelio Poli.

     

                 JORGE LOZANO invitó a rezar la Oración por la Patria con estos conceptos introductorios:

“Bienvenidos, bienvenidas, todos a este encuentro. Para nosotros es una alegría poder encontrarnos en esta casa que es un signo de la diversidad y el federalismo. Diversidad de pensamientos y corrientes políticas, diversidad de lugares del país donde el sentido de la patria nos aúna."

”El Papa Francisco, hablando de las legitimidades de intereses sectoriales o de distintos lugares nos dice que ‘ser pueblo es más’. Es un paso para superar las diferencias para encontrar aquellos elementos que nos ayuden en el camino del bien común. Ustedes saben que nosotros valoramos mucho lo que hace a la cultura del encuentro, el diálogo y el diálogo justamente entre las diversidades: no para encontrarnos los que pensamos de la misma manera sino aquellos que aun teniendo caminos diversos nos encontramos para trabajar juntos por el bien, especialmente el bien de los más pobres.

”Les invito a que pongamos en las manos de Dios este encuentro. Ustedes tienen en sus carpetas la Oración por la Patria. La rezamos ahora juntos.

Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.
Nos sentimos heridos y agobiados.
Precisamos tu alivio y fortaleza.
Queremos ser nación,
una nación cuya identidad
sea la pasión por la verdad
y el compromiso por el bien común.
Danos la valentía de la libertad
de los hijos de Dios
para amar a todos sin excluir a nadie,
privilegiando a los pobres
y perdonando a los que nos ofenden,
aborreciendo el odio y construyendo la paz.
Concédenos la sabiduría del diálogo
y la alegría de la esperanza que no defrauda.
Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor,
cercanos a María, que desde Luján nos dice:
¡Argentina! ¡Canta y camina!
Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.
Amén”.

                     EDUARDO AMADEO textuales:
• “Vengo en nombre del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, quien por la visita del secretario general de Naciones Unidas, se le superpusieron las agendas y no puede acompañarnos.”

• En la prédica del Papa Francisco “solo hemos encontrado palabras de aliento (…) en la Doctrina Social de la Iglesia” quien, hablando de la política se refiere a ella “como una de las formas más altas de la caridad”.

• Allí se constata “una revalorización de la política en tiempos en los que no tiene la mejor imagen pero también es una invitación a todos nosotros a reforzar los valores de los que habla la Oración por la Patria”.

• “El Papa, en este estilo tan franco y llano, que nos llega tan cerca, en su discurso cuando les dijo a los jóvenes que los invita a hacer lío también los está invitando a comprometerse en la política.”

• “El desafío permanente de la política es mejorar y transformar.”

• “El tiempo de este seminario es un tiempo muy positivo porque tenemos el mandato de nuestro hermano Francisco de hacer lío y comprometernos con la política.”

• “Les agradecemos que hayan elegido este lugar (…) el Salón de los Pasos Perdidos que tiene muchísimo valor simbólico. Acá caminamos, dialogamos en las larguísimas sesiones y decíamos esta mañana con Emilio [Monzó] que este puede ser el lugar de los pasos perdidos pero también el lugar de los pasos ganados. ¡Cómo se ganan los pasos cuando conversamos! Como decía recién monseñor Lozano ‘el diálogo es lo que vale’.”

• “Nosotros estamos trabajando muy fuerte para construir ese diálogo. El Congreso no es solo el lugar donde se aprueban leyes. Es el lugar donde se construyen agendas. Y para que se construyan agendas el Congreso tiene que estar absolutamente abierto a todas las voces, a todos los espacios. Este es nuestro humilde aporte a una mejor agenda de la política como la que nos pide el Papa y también todos los ciudadanos.”

   MARIO POLI presentó el nuevo documento de la Conferencia Episcopal Argentina “Bicentenario de la Independencia -- Tiempo para el encuentro fraterno de los argentinos”.

Compartimos algunos textuales de su intervención:

• “Un agradecimiento de parte de todos mis hermanos obispos por esta oportunidad para presentar este trabajo.”

     

                • “Lo que voy a decir es fruto de la reflexión de un equipo de obispos, aprobado por la [Asamblea] Plenaria y tiene una visión. Los curas tenemos la visión pastoral de la realidad. No es la única, se necesita completarla con otras, la científica, la política, la social, también la doméstica, pero este es nuestro aporte. Las miradas de los pastores de la Iglesia en la Argentina que nos sentimos muy especialmente muy especialmente comprometidos con este bicentenario por muchos motivos:
    --gratitud por los hombres que se jugaron al comienzo de la gestación de la patria.
    --y por ‘el rancho propio’: en el Congreso había muchos curas y elegidos por sus provincias como representantes, por su cultura y también por su amor a la causa de la independencia americana.”

• “Esta es nuestra propuesta para esto de repensar nuestra política de servicio a nuestra patria.”

•“Nosotros acabamos de celebrar el Congreso Eucarístico Nacional hace poquito. Entré a la Casa Histórica de Tucumán y fue una emoción muy grande.”

• “Es cierto: tuvieron que voltear las paredes de una casa de familia para liberar un salón y que hubiera uno solo para esta instancia parlamentaria. Tomamos esta metáfora como el hilo conductor de todo el documento. Nacimos como familia, en filiación, en fraternidad.”

• “Este texto tiene un antecedente que es ‘Iglesia y Comunidad Nacional’; nosotros no podíamos obviar esta memoria de la historia, había que recoger los gestos y la misma acta de la Independencia.”

• “Podemos saber perfectamente lo que pasó en Tucumán por las fuentes heurísticas. Consulten si pueden los 7 tomos de Asambleas Constituyentes Argentinas de Emilio Ravignani.”

• “Fray Justo Santa María de Oro (dominico) fue un gran protagonista de la gesta de Tucumán.”

• “Los congresales tuvieron una intuición inicial que los unía: la causa de la independencia.”

•“Nosotros tenemos una comisión dentro del episcopado que se ocupa de los pueblos originarios, no podíamos obviar a pueblos que se jugaron la vida por la patria.”

• “Haber nacido en una casa quizás nos sirva de inspiración para ser mas fraternos.”

• “La política tiene que buscar el bien común y ha que valorar los partidos políticos, recuperando la ética social, la moral pública, para que el sistema democrático pueda defenderse de los males que hoy la aquejan.”

• “Hay reduccionismo en el pensamiento de la política como también en la prédica cuando reducimos todo a retórica y queda afuera el rostro de los otros, la capacidad de escucha.”

• “Hay un hilo conductor que es la identidad cultural de nuestro pueblo. Venimos de los toldos y de los barcos. Y en un bicentenario, nuestros fracasos y desencuentros son parte de nuestra identidad.”

• “En el segundo capítulo retomamos el espíritu federalista que tuvo el Congreso. ¿Por qué una provincia pobre? Tucumán era vulnerable, incómoda, el largo viaje… aunque era el epicentro de una gran zona que contemplaba el Alto Perú. Los obispos del interior se hicieron eco de estas penurias… Y rescatamos el concepto de familia.”

• “En el capítulo 3, tratamos algunos males de la casa común. Los argentinos tenemos varios males, pero había que hacer una opción y elegimos 3.
     -- Corrupción: el pecado social en los ámbitos privados y públicos, en contra de la construcción de bien común. Aparece la grieta de la debilidad humana. El Papa Francisco nos recuerda, en el Año de la Misericordia, que la misma llamada a la conversión llegue a las personas promotoras o cómplices de corrupción. Necesitamos descubrir de vuelta la edificación de corazón. (…)

     -- Narcotráfico: el episcopado tuvo 3 intervenciones sobre el narcotráfico, quizás la más fuerte fue en el 2013. Los obispos nos reunimos todos los años y cada año subía la temperatura en nuestro intercambio pastoral sobre este tema. Este tema nos conmueve y preocupa. Nuestra falta de perseverancia en las políticas de Estado sobre este tema es también un mea culpa. Lo cito a monseñor Jorge Casaretto con quien alguna vez presentamos en común alguna de estas preocupaciones −−y tengo que decir que ha de ser por sus años, ya es emérito, los viejos saben más que los jóvenes−− ante jueces federales e intendentes Casareto dijo muy sabiamente: ‘antes de tomar resoluciones tenemos que hacer un mea culpa, todos aquellos que tenemos alguna responsabilidad dirigencial en la Argentina tenemos que pedirle perdón al pueblo por haber llegado a este estado de cosas, por haber llegado a un lugar mafioso, alguien se hizo el distraído… las instituciones ¿Por qué ha crecido tanto el narcotráfico?’ Esas palabras fueron impactantes. Argentina está corriendo el riesgo de pasar a una situación de difícil retorno porque el narcotráfico tiene aspiraciones: quiere ser un narco-estado. Y, a veces, a uno piensa que lo es virtualmente.

     -- Descuido de la casa común: Ha surgido de la mano de Papa Francisco Laudato si’. Los obispos, sacerdotes, teólogos estamos dando muchas charlas sobre esto en fueros civiles. Ante Laudato si’ nos debemos una seria reflexión, una recepción del documento y una aplicación. Propongo, en este fuero y en este encuentro, y para repensar la política, que también se tome la Laudato si’ como uno de los documentos principales para repensar. Porque la ecología es una ecuación de variables muy intrincadas y ciertamente la política tiene mucho que decir sobre esto.

• “Hablamos también de la educación, elogiamos la ley Nº 1420. Parece que hoy tenemos algunas materias pendientes en educación. Proponemos los valores de la educación católica en la educación pública, que tiene que ser fortalecida en su gestión estatal. Y en la gestión privada.”

• “Y finalmente, decimos que este año la Iglesia nos regala dos ejemplos que tienen que ver con ‘la casa’:
     --en Santiago del Estero se va a beatificar a Mama Antula. Ella, después de la expulsión de los jesuitas, se dedicó a organizar retiros espirituales de san Ignacio de Loyola. Fundó casa para esto, ¿con qué? Mangueando y se pateó toda la Argentina con los pies descalzos. Fundó la Santa Casa de Ejercicios por donde pasaron la mayoría de nuestros próceres de la revolución de la independencia, una casa de encuentro. Dejó casas en Córdoba y en Uruguay. 

    --Y en octubre el Papa va a santificar en Roma al cura Gabriel Brochero. Este cura nos enseñó que del Evangelio brotan fuentes de promoción humana. Este hombre también hizo una casa de ejercicios, que son casas de oración y de encuentro. Necesitamos lugares de encuentros fraternos.

• “El Bicentenario nos tiene que hacer pensar que este es un tiempo propicio −−no volver atrás en las antinomias y los desencuentros−− para el encuentro fraterno de los argentinos que necesitamos transitar. Los que se dedican a la política debieran tomar esta norma también, esta fraternidad argentina que está como metida en la identidad cultural.”     

        El cardenal Poli leyó varios párrafos textuales del documento al que se puede acceder completo en el siguiente link: http://www.episcopado.org/portal/actualidad-cea/oficina-de-prensa/item/1194-el-bicentenario-tiempo-para-el-encuentro-fraterno-de-los-argentinos.html     

        Haga CLIC sobre la imagen para ver el video de Mons. MARIO POLI
     

             

        PRIMER PANEL
"Repensar la política desde los nuevos desafíos sociales"
     

        • Silvia Elías de Pérez (Senadora Nacional,UCR, Tucumán). 
 Oscar Romero (Diputado Nacional PJ, Pcia. de Buenos Aires).
 Juan Fernando Brugge (Diputado Nacional, Democracia Cristiana, Córdoba).
 Margarita Stolbizer (Diputada Nacional, GEN, Pcia. de Buenos Aires).
Moderador: Paulino Rodrigues (Periodista).     

             

        Compartimos algunos textuales de las intervenciones:     

                   Silvia Elías De Pérez
• “Nosotros venimos de una década donde primó la mentira y el desorden es siempre un factor disolvente, generador de divisiones. Vivimos desórdenes en las categorías morales, desórdenes en los comportamientos, desórdenes en las instituciones.”

• “Esta llamada a repensar la política que nos hace la Conferencia Episcopal no es otra cosa que ver entre todos, especialmente nosotros −−los políticos−− cómo volver al orden justo de la sociedad, cómo recuperar aquel viejo amor al civismo y esto, sin dudas, es tarea de la política.”

• “La justicia para esto es indispensable. San Agustín decía: ‘El Estado que no se rige por la Justicia se reducirá a una gran banda de ladrones’.”

• “Debemos replantearnos ‘cuál es nuestro deber’. Nosotros estamos convencidos de que hoy nuestro deber incluye: la recuperación plena del derecho y la justicia, poner al bien común como centro y eje de nuestras acciones, y asegurar la paz, al mismo tiempo la libertad, basada en la verdad.”

• “El bien común debe ser la fuerza de atracción alrededor de la cual gravitemos los distintos actores de la política y la sociedad toda.”

• “El dinero y el poder por él mismo, es decir el bien particular, han pasado a ser el centro donde gravitaron distintos grupos que, por supuesto, comienzan a colisionar unos con otros.”

• “El nuevo espíritu que se nos invita a recrear no es otro que aquel viejo espíritu que dio origen a la nación:
--Poder concebido como servicio
--Respeto a la división de poderes 
--Vida política fundada en la ética
--Construcción de una democracia solidaria y compartida.”

• “Concepto de democracia solidaria: se debe coordinar el interés social, con el individual y en ciudadanía.”

• “Sin solidaridad estructural, la democracia será siempre lejana.”

• “La democracia solidaria tiene en cuenta los intereses de todos, también de aquellos que no nos votaron a pesar de que uno tenga la mayoría.”

• “Reivindico la política como la más noble de todas las actividades del hombre porque implica dejar lo propio para dedicarse a defender lo que es de todos.”

• “Ante imágenes que muestran funcionarios enriquecidos, la ejemplaridad hoy ha pasado a ser un imperativo para nosotros. Debemos ser testimonio de todo lo que decimos.”

• “Es urgente terminar con el cáncer de la corrupción, ya todos entendimos que la corrupción mata, deja niños con hambre, familias sin techo. Da rabia ver la cantidad de millones que se van por la alcantarilla de la corrupción, mientras aún en nuestro país tenemos una enorme pobreza.”

• “Entender que quien está excluido, o preso de consumos problemáticos, o explotado laboral o sexualmente, es uno de nosotros, este es el principio de la solución.”
Las estadísticas como paso “para que se deje de invisibilizar la pobreza”.

• “Debemos poner también una mirada y esfuerzo en reformar los lugares de encierro, para que se trabaje en la reinserción del que delinquió.”

• “La clave es educar en valores.”

• “Salir de la idea de escuela contenedora para volver a la escuela formadora.”

                     Oscar Romero 
• “Hemos tenido profundos desencuentros. Federales y unitarios, peronistas y antiperonistas… esto ha costado vidas.”

• “Los argentinos tenemos que ver cómo nos encontramos en esta gran casa de todos que es nuestra patria.”

• “Recuerdo un consejo que me dio el Papa Francisco: un buen dirigente tiene que estar cerca del pueblo.”

• “Hay hechos notorios, casi grotescos, que están separando a la política de la gente.”

• “La mejor manera de encarar desde la política las situaciones difíciles es con profunda vocación y con profunda humildad.”

• “Cuando ingresé a esta cámara puse un almanaque en mi oficina, y cada día le saco un día para recordar que nada es para siempre. Y ahí es donde nos empezamos a separar de la gente, cuando confundimos lo público con lo privado, cuando hacemos del Estado algo nuestro. Cuando tomamos algo del Estado le estamos sacando algo a la gente.”

• “Hoy asistimos a un hecho: el gerenciamiento del Estado por los ceos [chief executive order] de grandes empresas que toman decisiones desde la política. Los empresarios siempre estuvieron detrás no adentro. Hay un avance de los valores económicos sobre la política.” 

• “Es a través de la política que podemos dar respuestas a las problemáticas difíciles: desempleo, lucha contra el narcotráfico, trata de personas, la imposibilidad de acceder a un terreno para hacerse una casa…”
• “Cuando no hay justicia los inocentes pasan a ser culpables y los culpables pasan a ser sospechosos.”

• “No hay patria sin familia, no hay familia sin empleo.”

• “A esto yo aspiro para mi país: que nos podamos encontrar todos, que paguen los que se sirvieron de lo público y donde revaloricemos la política, la política sobre la economía y la política para establecer un mecanismo para dar respuestas a los que menos tienen.”

                     Juan Fernando Brugge
• 
“El siglo XXI se presenta con desafíos e injusticias no resueltas en el pasado, todo lo cual nos lleva a preguntarnos y a reflexionar acerca de qué tipo de sociedad queremos para nosotros y las generaciones venideras de argentinos.”

• “Resulta fundamental determinar el rol que le compete a cada sector de la sociedad, en este nuevo esquema de relaciones humanas. Sin dudas, el avance de la tecnología juega un papel importante en la vida cotidiana.”

• “Como cultores del Humanismo Cristiano, entendemos que todo modelo de sociedad futura debe privilegiar la ‘dignidad del hombre’ como eje central de la realización de la comunidad en su conjunto.”

• “Es necesario y urgente plasmar en un acuerdo de todos los actores sociales, las reglas de juego en los ámbitos políticos, económicos, sociales y morales, para lograr elaborar una ‘escala de valores de la comunidad’, que permita contar con una ‘base de consensos mínimos’ que aseguren la convivencia de todos en paz, igualdad, pluralidad, libertad y amistad cívica.”

 Adopción de Acciones Positivas:
     --“Necesidad del reconocimiento de los otros que componen el tejido social, superando la cultura del individualismo fomentada e impuesta por la sociedad de consumo.”

     --“Canalizar, en sentido positivo, los esfuerzos que se le piden a todos los sectores sociales en aras de logros concretos.”

     --“El esfuerzo exigido −−ante la situación de crisis−− debe servir positivamente a toda una generación para dotar a la sociedad de anticuerpos frente a los flagelos y problemas que generaron el estado de emergencia, a fin, de evitar que en el futuro los mismos se repitan. La Argentina sigue siendo una sociedad vulnerable porque no tenemos rotación de liderazgos.”

     --“El establecimiento de reglas de juego claras, consensuadas y permanentes con vocación de adecuación a los nuevos desafíos, debe ser la base de la convivencia de los argentinos en el presente siglo. Ello, se debe expresar en un Pacto social y económico amplio, que recupere por sobre todas las cosas la cultura del trabajo, para dignificar a la persona.”

     --“La vigencia real de la igualdad de oportunidades para todos debe ser tomada como base y fundamento de toda acción de gobierno que se precie de justa. En algunos ámbitos las coordenadas de trabajo son del siglo XIX. Como dijo Francisco, y a algunos no les gustó mucho: por ahí nos ocupamos demasiado de los animales y nos olvidamos de los seres humanos que tenemos al lado.”

     --“Tenemos que fomentar la memoria institucional.”

• “Existe hoy en todos los niveles, una suerte de ‘apatía de participación’, que reconoce como algunas de sus causas aspectos tales como: el miedo a ser usado, a no ser considerada la opinión propia, a la ineficacia e inutilidad de participar por el descrédito que puede generarse…”

• “No hemos podido generar un pacto con reglas perdurables.”

• “Necesidad de rescatar los valores para la acción política, sino, la sucesión de fracasos es inexorable. Tenemos que volver a los valores.”

• “Erradicar la práctica pendular que ha caracterizado a la Argentina de los últimos cincuenta años para planificar con visión de futuro, con planes de gobierno.”

• “Se deben respetar las ‘TRES T’, parafraseando lo expresado por el Papa Francisco: nosotros decimos que las tres T se refieren a la TOLERANCIA, TRANSPARENCIA Y TRASCENDENCIA. TOLERANCIA porque somos imperfectos y finitos, depositarios de una parte de la verdad general. TRANSPARENCIA porque si queremos una sociedad equitativa e inclusiva, el primer elemento integrador es la transparencia de actos, cuentas y gestión. TRASCENDENCIA porque a través de la visión de futuro queremos implementar políticas de estado que se desarrollen como legado a las generaciones venideras.”

                     Margarita Stolbizer 
• 
“Cada uno de nosotros estamos suscribiendo casi todo lo que dijo el otro en este panel. Agradezco estar en esta mesa con colegas a quienes aprecio enormemente, confluyendo en un espacio común. Sin abandonar nuestra identidad de origen, podemos coincidir en algunas miradas.”

• “La Política es la herramienta de transformación social. Es necesario darle un sentido humano, pensar en el bien común, el interés general y los derechos humanos.”

• “Ética de lo colectivo: No es suficiente ser personas individualmente honestas, sino contribuir a construir una cultura de valores humanos y morales.”

• “El Estado es el que debe garantizar a todas las personas el ejercicio operativo de sus derechos y la igualdad de oportunidades de progreso, de triunfo, de felicidad.” 

• “La grandeza que implica trabajar con una mirada estratégica en el largo plazo para pensar no en lo que llevamos o gozamos sino en lo que dejamos.”

• “La gobernabilidad debe estar vinculada con la transparencia.”

• “Repensar la política desde los nuevos desafíos sociales también impone repensar la economía, la distribución, los factores de poder, para remover las causas estructurales de la pobreza y trabajar por la dignidad humana, priorizando a los que más sufren.”

• “La Política también debe ser una práctica del corazón, con alegría y esperanza. Estamos en un tiempo extraordinario para llevar adelante el cambio ético y cultural que Argentina necesita.”

• “El valor de la democracia es la diversidad, el pluralismo.”

• “Los actos del Bicentenario me provocaron una emocionalidad muy puntual por la confluencia tan federal de nuestras diversidades otra vez en Tucumán.”

• “Nosotros queremos mejorarle la vida a la gente, a aquellas personas que están en condiciones más desventajosas. Esto tiene que ver con el crecimiento y el desarrollo. El crecimiento tiene que tener una base moral.”

• “La política siempre es una acción colectiva.”

• “Oscar [Romero] hablaba del avance de los sectores empresarios sobre lo político: durante la feria judicial, las noticias venían desde la justicia y desde la justicia que frenó las nuevas tarifas y todo eso lo sabíamos través de los medios de comunicación. Es tiempo de darle el sentido a la política, para evitar que nos saquen de esos lugares. Las instituciones no son edificios.”

• “El Estado es quien debe asegurar la igualdad de posibilidades.”

• “La política tiene la obligación de mirar hacia el futuro dando respuestas al presente. Reconocer las nuevas vulnerabilidades de nuestro presente: la pobreza. Mientras haya personas en situación de exclusión tenemos viva la expresión de una crisis moral. Ahí están las grietas donde se cuela el crimen organizado.” 

• “Nosotros valoramos a la convocatoria de diálogo interreligioso, único camino para construir una paz verdadera.”

CIERRE PRIMER PANEL

                     Jorge Lozano – Desgrabación completa.
“Gracias a quienes han participado del panel, a las preguntas que acercaron, no las puedo sintetizar ni es tampoco la idea. Simplemente recojo algunos elementos comunes que se fueron expresando y que me parece que los tengamos en cuenta a modo de conclusión.

”Por un lado hay una pregunta que varios de ustedes formularon y que a mí me quedó resonando. Es una de las preguntas fundamentales: por el sentido de la vida. ¿Quién soy yo? A veces nos lo preguntamos en momentos de fracaso o en momentos lindos, cuando queremos compartir algo. ¿Quién soy yo, quiénes son los míos, quiénes somos nosotros, de dónde vengo, adónde voy? ¿Cuál es el sentido de haberme levantado hoy a la mañana temprano a hacer cosas, pensando en los demás, en mi realización?

     

                ”Y estas preguntas han tenido distintas respuestas a lo largo de los siglos. Algunas que no nos convencen y otras que nos convencen más. De las que no nos convencen están aquellas que nos hacen mirarnos como islas, o como grupos de clanes que se ponen de acuerdo, o como rivalidades. Me parece que lo que más nos gusta, en el lenguaje del Papa Francisco, es saber que cada uno de nosotros y nosotros como comunidad somos fruto de un pensamiento, fruto del amor de Dios. Y Dios que no nos piensa aisladamente sino como familia humana. De allí esta imagen que el cardenal Poli nos comentaba al principio de la casa común.

”Si hablamos de una casa común es porque la habita una familia común donde, como en toda familia, algunos nos llevamos mejor, otros peor, algunos hacen las cosas para favorecer la convivencia, otros son más chantas pero en el fondo todos somos parte de la misma familia y nos reconocemos entonces, particularmente en este espacio político, como patria y como pueblo. Creo que esto es un elemento muy importante. No somos ajenos unos a otros por más que tengamos procedencias diversas, modos de pensar distintos, sino que tenemos un origen común y un destino común.

”Segundo. Se habló también en varias oportunidades de la importancia de las instituciones de la democracia, de las instituciones del país. En la medida en que las instituciones se desdibujan, sobre todo los más débiles quedan a la intemperie. Las instituciones son aquellas en cuyos espacios se logra contención, establecer vínculos y cuidados. Esto no solo tenemos que mirarlo como instituciones de la democracia sino a las instituciones en un sentido más amplio. 

Tercero. Hay vínculos que a veces están alterados en la vida de la sociedad. Menciono 3: la ética, la política y la economía. ¿Quién debe gobernar a quién? Ahí podemos establecer criterios ideológicos distintos. Si lo hacemos desde una mirada humanista, la política debe regir sobre la economía y sobre ambas debe regir la ética. No puede haber una economía que obre libremente sin que le importe la política y menos todavía sin importarle la ética. 

Respecto de la corrupción también se habló en forma importante y acá me parece que es bueno tener en cuenta que la corrupción implica una doble estafa. Una estafa económica porque se roban los dineros del pueblo que deberían ir en beneficio del mismo pueblo y van a bolsillos de inescrupulosos. Pero también implica una estafa moral porque deteriora la confianza del mismo pueblo en las instituciones de la democracia. La condena a la corrupción debe ser en esta doble línea. 

Y hay dos elementos que nos preocupan mucho respecto, no solo de la corrupción en sí, sino de respuestas a la corrupción que de alguna manera la favorecen. Una la esconde y otra la abona. A la corrupción la esconde el individualismo, es como ponerle un parasol que le protege. Y lo que la abona es la impunidad: sin sanción adecuada, la impunidad favorece la construcción y que la corrupción eche raíces.

Por último se mencionó el valor de la verdad: la verdad, dice Jesús, nos hará libres. De verdad que es así. Tenemos que cuidarnos mucho de la mentira que muchas veces juega a las escondidas, se esconde atrás de las verdades y gana jugando a las escondidas. 

Cuando hablamos de pobreza, mirándolo desde la verdad, no solo tenemos que hablar de pobreza sino hablar de la riqueza mal acumulada, porque la pobreza tiene que ver, en un país como el nuestro al menos, que ha venido creciendo en los últimos años a tasas muy importantes, cuando hablamos de pobreza tenemos que mencionar también el crecimiento económico que no se ha distribuido adecuadamente, digo, creando fuentes de trabajo. No es que haya que repartir el dinero sino distribuir en programas de desarrollo que sean de verdad integrales. 

En este sentido, la igualdad de oportunidades es algo fundamental a pensar. Ante esto me ponía dos imágenes de la falta de igualdad de oportunidades. ¿Qué pasaría si nos sentamos a jugar al truco pero hay una pareja que nunca va recibir un ancho de basto, un ancho de espada, el 7 de oro o el 7 de espada, o tal vez, ninguno de los 3? Está en inferioridad de condiciones. O si vamos a salir a pasear con amigos en bicicleta pero hay 3 amigos que van a ir con las ruedas pinchadas. No van a poder andar. La falta de igualdad de oportunidades es hacer trampa en el truco y trampa en salir en bicicleta. En esto tenemos que cuidarnos mucho porque implica que no todos van a poder participar de la fiesta de la vida de la misma manera.     

             

        SEGUNDO PANEL
"Repensar la política desde la participación ciudadana"
     

        • Alicia Ciciliani (Diputada Nacional, Partido Socialista, Santa Fe).
• Graciela Camaño (Diputada Nacional, Frente Renovador, Pcia. de Buenos Aires).
• Marta Varela (Senadora Nacional, PRO, CABA).
• Gustavo Menéndez (Intendente de Merlo, Pcia. de Buenos Aires, FPV).
Moderadora: Verónica Toller (Periodista).     

             

                                  Alicia Ciciliani
• “Hoy vemos claramente en nuestra sociedad cómo el trabajo de las organizaciones sociales busca respuestas comunitarias a problemas comunitarios. El Papa Francisco alienta este tipo de núcleos populares porque ve que ponen creatividad y compromiso.”

• “¿Y la creatividad? ¿Qué pasa con ella? No necesariamente era patrimonio único de este tipo de organizaciones. Es un rasgo indisoluble del ejercicio de la política.”

• “Que la política no sea solo reparto de poder para la elite que la integra.”

• “Sin la participación de la gente, sin el intercambio social fecundo, es prácticamente imposible que surjan nuevas alternativas para un cambio real y no meramente retórico.” 

• “La respuesta está en la gente, la comunidad de ciudadanos que se organiza, con compromiso y creatividad y encuentra eco en aquellos políticos conscientes de su rol y su destino.”

• “El mandato de la gente que de manera espontánea reclama a los partidos que vuelvan a ejercer su papel en la vida pública. Que la política no sea solo reparto de poder para la elite que la integramos.”

• “Las organizaciones sociales han ocupado el lugar que ha dejado vacante la política.”

• “El populismo que se autodefine como una opción de izquierda, se caracteriza por ofrecer promesas en el campo social que no solo no se materializan sino que generan exclusión, injusticia social y corrupción. El Observatorio de la Deuda Social que dirige Agustín Salvia da fe con sus datos de esta afirmación.” 

• “El populismo de derecha es el que confunde mercado con nación y ciudadanos con consumidores.” 

• “Hay una revolución tecnológica que está cambiando las relaciones sociales.” 

• “Primero la gente, primero los ciudadanos. Primero todos, sin excluidos. Esa es la responsabilidad de la política.”

• “Ahora nos encontramos en un escenario en el que hay que crear, posiblemente, un nuevo contrato social capaz de contener a todos y generar las condiciones mínimas en términos de salud, educación y desarrollo. Los políticos tenemos la obligación de recuperar nuestro lugar.”

• “Argentina no es un país para tecnócratas. No es un país para populistas. Es un país para ciudadanos.” 

• “«La política pide una profunda humildad social.» Estamos aquí reunidos bajo este lema y me parece no solo apropiado sino necesario. Hay que tener un encuentro paritario con la gente. Porque los políticos debemos recuperar la humildad para poder, desde ella, acceder otra vez al encuentro paritario con la gente.” 

• “La humildad no es una cesión del poder ni una abdicación de derechos. El poder es del pueblo, que no se nos olvide y los derechos, de todos, son una consecuencia del ejercicio de ese poder.” 

• “Repensar la política desde la participación ciudadana es recuperar el sentido de servicio al prójimo.”

                     Gustavo Menéndez 
• “Los intendentes no estamos acostumbrados a tener escenarios tan importantes como estar aquí en la casa de pueblo, de todos los argentinos.” [Se refiere al lugar donde se llevó a cabo RLP 2016: Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación.]

• “Agradezco a monseñor Lozano y a la Pastoral Social esta gran posibilidad de compartir unas reflexiones básicas, desde nuestra mirada simple de hombres de pueblo que nos toca gobernar realidades muy cercanas, en este primer mostrador del estado que son los municipios.”

• “Es un honor compartir este panel con monseñor Casaretto y figuras, desde los municipios los vemos como nuestros padres en la democracia.”

• “¿Qué está fallando para que no haya esta participación de la comunidad que es absolutamente necesaria?”

• “¿En qué momento se quebró el contrato social no escrito entre los líderes y el pueblo? ¿Cómo se recupera?”

• “Nadie se realiza en una comunidad que no se realiza, quizás por ahí está la respuesta. Los pueblos van mucho más adelante que los burócratas. El pueblo es sabio, se organiza y avanza inexorablemente, aun ante la quietud o la indiferencia de los gobernantes.” 

• “El sistema está en crisis. Es un castigo no escrito. Se ha quebrado la confianza. La política es una de las instituciones que más ha caído en el imaginario popular. Y muchas veces con razón. Una señora en un barrio, muy humilde, me decía: ‘me gustaría que salieran menos en las páginas de policiales de los diarios y más en las de política’. La crisis del sistema es tan grande, es hora de poner manos sobre este problema: los dirigentes van para un lado, la gente quiere que vayan para otro.”

• “Inspirados en ese análisis de la realidad es que varios intendentes le dimos fuerza sostenida al Pacto de San Antonio de Padua que no es sino poner en práctica la Laudato si’.”

• “Francisco le regala al mundo un modelo de organización popular cuyo objetivo no es ni más ni menos que cambiar el mundo, salvarlo de un final anunciado provocado por el falso dios dinero. En nombre del dinero se inventan guerras, se trafican armas, órganos, drogas. Se condena al hombre a mil distintas formas de esclavitud.”

• “Esto nos dio la posibilidad de tomar el toro por las astas. En este estado de grandes asimetrías que se han generado en torno a ese falso dios dinero, ahí está el nudo del trabajo que tenemos por delante.” 

• “La desertización del planeta está ligada a la desertización del alma humana, dice Francisco. Con este sistema el 90% de la población mundial que da afuera de la autodeterminación. Lo que hoy tenemos es un problema de fondo. No son formas. Hay que generar políticas que conciban al planeta como patria y humanidad como pueblo.”

• “Mientras el hombre llegaba a la Luna, mataba y mata el oxígeno que respira, el agua que bebe, el suelo que le da de comer, eleva permanentemente la temperatura del medio ambiente sin medir sus consecuencias biológicas. Y en el colmo de su insensatez mata hasta el mar, que podría ser su base de sustentación. La lucha contra la contaminación en diversas formas deben iniciarse ya a todo nivel.” 

• “El todo es superior a las partes. La Nación no niega la individualidad. Porque ella enriquece. La unidad es superior al conflicto. Durante el diálogo plural podremos alcanzar las soluciones que nos unen para concretar el bien común.” 

• “El tiempo es superior al espacio. Hay que trabajar a largo plazo. Superar el cortoplacismo y la mirada coyuntural que nos vienen llevando a muchos fracasos. Comprender el contexto para conducirlo con participación ciudadana. Nos decía Francisco que hay políticos, e incluso dirigentes religiosos, que se preguntan a menudo por qué el pueblo no los comprende y no los sigue si sus respuestas son tan lógicas y claras. La respuesta es que la realidad es superior a la idea. Posiblemente se instalaron en el reino de la pura idea y redujeron la fe a la retórica.”

• “¿Qué es lo que pasa? ¿En qué momento se rompió el contrato social nunca escrito? ¿No será que esa ausencia de participación popular sea un castigo para todos nosotros? Necesitamos dirigentes heroicos.”

• “Deberíamos dejar de mirarnos en el espejo de la madrastra de Blancanieves y mirarnos en el espejo de la realidad.”

• “Tenemos que cultivar los vínculos, los lazos, para generar amistades reales. Si queremos verdadera participación popular tenemos que generar esos lazos.”

• “¿Nosotros amamos a nuestro pueblo? ¿Lo queremos?” 

• “Hoy tenemos que plantar árboles que no vamos a disfrutar, lo tenemos que hacer por las generaciones futuras. Cuando Francisco nos regala Laudato si’ −−y yo que al principio pensé que era solamente un manifiesto de neto corte ecológico, hasta que me lo encontré a mi obispo [se refiere a monseñor Fernando Maletti, obispo de Merlo-Moreno, miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y referente del episcopado para la Comisión Nacional de Drogadependencia] que me miró con una misericordia cuando le dije eso y me dijo: ‘tomá, te regalo una encíclica y leéla’—ahí denuncia cómo la corrupción del poder se está llevando puesto hasta el mismo equilibrio que hace peligrar las formas de vida tal cual las conocemos hoy.”

• “Seamos parte de la solución y dejemos de ser parte del problema.” 

• “Desde Roma nos dicen que la globalización de la indiferencia solo puede ser combatida con la globalización del amor.”

                     Marta Varela 
• “Aplaudo que replanteemos y repensemos permanentemente.”

• “Yo soy de las que en 2002 habíamos tocado fondo. Me cuestioné la despreocupación que había tenido con la cosa pública. Me pregunté dónde estuve todos estos años. Como primera reacción me acerqué a una ONG que impulsaba la eliminación de la lista sábana. Yo venía de las actividad privada.”

• “Cuando empecé a participar fui perdiendo esa desconfianza que tenía con la actividad pública. En 2003, ante un año electoral, participé partidariamente. En eso coincido con quienes me precedieron: el cambio para la sociedad se tiene que plantear desde la política misma.”
 

• “Mi historia personal fue un punto de inflexión. Estábamos en un momento de crisis de partidos políticos; al mismo tiempo se empezaron a generar espacios nuevos, plurales, heterogéneos, formas distintas de participación.”

• “Ya pasó mucho tiempo. Las democracias modernas presentan diferentes vías de participación.”

• “Las comunas son espacios para tener en cuenta, a puertas abiertas, las que promueven la descentralización, las audiencias públicas. También las reuniones casi semanales con los vecinos en clubes de barrio, en centros vecinales. Todas esas son acciones directas de contacto: son una forma de acercarse a la gente y que nos transmitan sus preocupaciones y necesidades. Hemos sido intermediarios entre la gente y los funcionarios.”

• “Otra cosa que influye mucho es el libre acceso a la información pública.” 

• “Otro punto que algunos cuestionan y que todavía no está bien dimensionado es el rol de las redes sociales que generan una velocidad de comunicación entre ciudadanos y funcionarios, con periodistas, es interesante y, sin embargo, por ahora no se puede medir exactamente el alcance. Creo que es algo muy dinámico y que merece otra charla.”

• “La participación ciudadana es fundamental. Creo que los dos grandes pilares son la participación junto con el control ciudadano, y la presencia del Estado.”

• “Nuevamente estamos en un momento de cambio. Estamos ante muchos desafíos. Es un momento para replantearnos la participación para seguir acercándonos. La sociedad necesita lo que llamaría la construcción de la ciudadanía; allí ocupa un lugar muy importante la educación que nos lleva a formar personas con espíritu crítico que van participar de las iniciativas.”

• “No es un momento para pensar en soluciones mágicas ni en líderes especiales. El trabajo tiene que ser conjunto y se basa específicamente en el diálogo, en el trabajo sostenido y en la construcción de consensos.”

• “Es necesario que la gente opine, controle, consulte y que esté convencida de que nos merecemos un país mejor.”

                     Graciela Camaño
• “Es un honor formar parte de esta convocatoria. Y para mí, mis queridos pastores es un honor que tanto monseñor Casaretto como monseñor Lozano estén en el auditorio en este momento.”

• “Es un gusto enorme cada vez que la Iglesia nos convoca a los dirigentes políticos, siento una interpelación. Es un momento muy particular de nuestro país: la participación de la ciudadanía para repensar la política.”

• “Pensemos las enormes modificaciones, profundas, a las que nos toca asistir. Muchos de los que estamos acá somos del siglo pasado. Si hacemos un repaso entre el siglo XX que dejamos atrás y este siglo XXI, nos damos cuenta de las enormes trasformaciones que sufrió la humanidad, que no son solo materiales. El fenómeno de las comunicaciones ha producido una de las mayores revoluciones de la humanidad. Lo tenemos que ver desde la forma de mirar e interpretar la realidad.”

• “Estamos ante una enorme dicotomía. La real crisis es mucho más profunda y grave que lo que el debate público sostiene. Más importante que la crisis económica mundial es la crisis alimentaria. El hombre, el hambre, la manipulación genética de los alimentos, los agrocombustibles que reemplazan a la agricultura alimentaria y que no sabemos qué consecuencias habrán de tener, las fuentes tradicionales de energía que están por acabarse pero que antes de hacerlo nos van dejando un desastre ecológico increíble.”

• “Argentina sigue el derrotero del mundo y pasa de constitucionalismo clásico al constitucionalismo social para luego pasar en los 90 a la búsqueda de los derechos de cuarta generación. En la Constitución del 94: hay muchos elementos que convocan a la participación ciudadana. La participación es algo mucho más profundo que estar informado, es el ‘yo protagonista’.”

• “En el 2001 estaba en el lugar del dirigente político que decidió asumir la crisis, ejercer un rol y sacar al país de la crisis. Ahí hubo una experiencia de participación ciudadana que quiero reivindicar: el ciudadano participaba del desastre que habíamos cometido. Era una crisis económica que desnudó una crisis social. Nuestros pobres recorrían las calles. Esa experiencia fue exitosa porque los ciudadanos fueron protagonistas.”

• “La reforma del 94 tiene unos contenidos espectaculares: la Defensoría del Pueblo, el instituto de la consulta popular-iniciativa popular. Ninguno de estos institutos se puso en marcha.”

• “Me quiero referir al poder. Si analizamos el poder, que es absolutamente necesario para el cambio, es una palabra muy amplia según el contexto en el que lo ubiquemos. En una democracia el poder está repartido entre los 3 poderes. La población se cansó del ejercicio de ese poder. Y no solamente en la Argentina, esto es a nivel mundial. El sistema si no se agotó se está por agotar. No solamente se trata del desprestigio de la clase dirigente, o las crisis de los refugiados (Alemania, Inglaterra, Austria, España, Trump y las próximas elecciones en Estados Unidos).”

• “Es imposible no repensar la política cuando en lugar de democracia los cargos parecen hereditarios y los políticos aumentan sus patrimonios sin guardar relación con sus sueldos y con su devenir laboral. No existe equilibrio en la función pública: se los elige porque son amigos, familiares o conocidos. La política y la función deben ser repensando con un profundo sentido ético, mirando el bien común. Una justicia complaciente genera impunidad y favorece este tipo de prácticas que aborrece el ciudadano.”

• “Quiero hablar de las organizaciones sociales. Hay que construir una nueva institucionalidad que permita consolidar las propuestas que surgen desde los movimientos sociales en distintos ámbitos de la sociedad. Nuevas prácticas de gestión estatal, que no corrompan a los dirigentes que participan en las organizaciones sociales. En este siglo XXI las sillas del poder no alcanzan. Hay que armar nuevas relaciones de poder. Es imprescindible poner luz sobre la justicia social. La ecología y sobre la cultura.”

CIERRE SEGUNDO PANEL

                     Mons. Jorge Casaretto – Desgrabación completa
Algunas serán repeticiones que han dicho y otras son inquietudes que surgen de este panel tan bueno.

En primer lugar lo bueno que es estar acá. Que un acto Pastoral Social se haga en el Congreso es algo inédito. Yo estaba mirando el cuadro de los muchachos que están acá arriba [se refiere a la pintura ubicada casi sobre el panel central que refleja una escena personificada por hombres de la Generación del 80] en aquella época era imposible que la iglesia hoy estuviera acá… Soy un admirador total de esta gente porque tuvieron un proyecto de país en base a la educación, al trabajo, la inmigración… Realmente sabían qué querían. Seguramente lo sabían más que nosotros.

Y a mí me conmueve estar en el Congreso, me alegra muchísimo que monseñor Lozano, con esta capacidad que tiene para conducir la Comisión de Pastoral Social, haya logrado que esta reunión se pueda hacer aquí.

Lo segundo es que esta gente que está en el panel tiene una vocación. Y en la visión cristiana, la vocación es un llamado de Dios. Y toda vocación implica una misión. A algunos de los que están acá los conozco. 
A Alicia Ciciliani la conozco desde hace mucho tiempo. Con Hermes Binner tuvieron la valentía de invitar un cura hablar al partido socialista, fíjense. Era valentía en esa época.

A Gustavo Menéndez… yo estuve un tiempo en Merlo-Moreno, lo acompañé mucho en lo que pude y sé lo que le costó llegar a ser intendente en Merlo. Los problemas personales y familiares que tuvo que afrontar, el sacrificio que tuvo que hacer para llegar a expresar esta vocación. 

A Marta Varela la estoy conociendo hoy, un gran gusto, ella misma habló de cómo nació su vocación frente a la crisis.

Y con, Graciela [Camaño] trabajamos juntos en el 2001, ella era ministra de Trabajo. Tenía la dificilísima misión de asignar los primeros planes sociales. La verdad que trabajaba día y noche. 

Esto nos hace ver, realmente, que la política es una vocación y una misión muy esforzada que, a veces, cuando aparecen políticos innobles y políticos corruptos, la gente puede llegar a tener una mala opinión. Pero cuando uno conoce los políticos por dentro y ve lo que significa su vida, su lucha sabe que es una vocación real, una vocación y misión auténticas.

En el Evangelio aparece Jesús que ve las multitudes y tuvo compasión de ellas porque andaban como ovejas sin pastor. Y la vocación de un político es algo parecido. El político ve las multitudes, ve la pobreza, lo que sufre el pueblo y no se queda tranquilo en su casa, dice “tengo que hacer algo por el bien común”.

Y por eso es tan importante que esta gente esté hoy hablándonos y expresando todo lo que piensa porque lo hace reflejando lo que viven en su corazón.

Una tercera inquietud que me nace es… de esto no se habló: la identidad. Hoy en día la política, gracias a Dios, ha dejado bastante de lado las ideologías y ha pasado a una dimensión excesivamente personalista. ¿Habrá un punto medio? Este es un gran problema que hay que plantearse. ¿Cuál es la identidad de un partido político hoy en día? Porque, a mí me parece, yo tengo ya muchos años por eso estaba ahí abajo… allá se oye… acá no se oye casi… Si no hay una identidad a la que seguir, ¿a quién sigue? ¿Se va atrás de una persona solamente o de un proyecto? Y este es un gran problema. Yo estoy totalmente de acuerdo con lo que dijo Graciela y es un tema fundamental: darle institucionalidad a los movimientos sociales.

Fíjense en la historia argentina, los políticos antes eran los hombres, estos que están acá arriba [se refiere a la pintura ubicada casi sobre el panel central que refleja una escena personificada por hombres de la Generación del 80] eran tipos que sabían todo, eran las personajes destacados de la sociedad. En un momento y evolucionando, el mundo de trabajo entra en la política. Y el mundo del trabajo era el mundo de los pobres en aquella época. Y se da ese paso hacia la política. 

Ahora están las organizaciones de base. La pobreza está más en las organizaciones de base que en los sindicatos: ¿cómo hacemos para que se incorporen también los pobres en el mundo de la política y cómo le damos institucionalidad, y cómo impedimos que sean rehenes de algunos personajes que se aprovechan de ellos? Acá hay un gran desafío que lo plantea esta mesa y que lo tenemos que tener muy presente.

Y con esto termino: los jóvenes. En este último tiempo nosotros tenemos en la Pastoral Social un programa de organizaciones juveniles, proyecto de incorporación de los jóvenes [Nuevos Dirigentes], y vemos que hay mucha más inquietud, hacemos encuentros en todo el país y acuden 100, 120 en distintos lugares, los fines de semana. ¿Cómo hacemos para que esos jóvenes no se decepcionen? Hubo un periodo, que fue la crisis del 2001, que por unos 10 años casi desaparecieron los jóvenes, estaban con una gran desconfianza, un desaliento. Ahora parece que vuelve esa juventud a inquietarse. ¿Cómo hacemos para que la política sea atractiva para ellos, y también ellos respondan vocacionalmente y no ocasionalmente a este desafío?

De esta mesa, me queda una inquietud: ¿estamos en la Argentina ante la necesidad de un nuevo pacto social? Un pacto social para un gobierno, ¿qué es? ¿Es un signo de debilidad o un signo de grandeza?

Quédense con esta pregunta.

     

 
 
Our website is protected by DMC Firewall!