Presentan la nueva carta del CELAM sobre “ecología integral”, que advierte sobre el “extractivismo”

Publicado: Miércoles, 25 Abril 2018

Este jueves 26 abril, a las 15, en el santuario Santos Latinoamericanos (“Camino Negro” y Quesada, Fiorito), el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS), monseñor Jorge Lugones SJ, presentará la nueva Carta Pastoral del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), “Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común. Discernimiento a la luz de la Laudato Si’”.

carta celam 1El documento, según se lee en la introducción, “expresa la voz de los obispos, en comunión con el papa Francisco y su encíclica Laudato Si, desde una mirada latinoamericana”, aborda “los grandes desafíos que la Ecología Integral presenta a nuestro Continente” y analiza “el impacto de las actividades extractivas en nuestra Casa Común, especialmente aquellas referidas a la minería”.

En la presentación de la Carta, estarán junto a monseñor Lugones, el obispo auxiliar de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Scheinig, miembro de la CEPAS; Marta Arriola, directora del proyecto “Cuidadores de la Casa Común” y referentes de organizaciones sociales.

“Queremos entrar en diálogo con todos acerca de nuestra casa común” y especialmente “sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta”, se señala en el documento.

“Modelo económico, extractivismo y ambiente”, “El impacto de las actividades extractivas en el clima y el agua”, “Conflictos socio-ambientales y acción del Estado”, “Responsabilidad de las empresas” y “El compromiso de las comunidades”, son los ejes centrales de la Carta.

Carta “Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común..."

 

Qué se entiende por “extractivismo”: “Una desaforada tendencia del sistema económico por convertir en capital los bienes de la naturaleza. La acción de `extraer´, la mayor cantidad de materiales en el menor tiempo posible, para convertirlos en materias primas e insumos que la industria utilizará, se transformarán en productos y servicios que otros comercializarán, la sociedad consumirá y luego la misma naturaleza recibirá en forma de desechos contaminantes, es el circuito consumista que se está generando cada vez con mayor celeridad y riesgo”.

Y advierten los obispos del CELAM: “Lo grave de esta lógica de relacionamiento con la naturaleza es que los bienes se están agotando y nos acercamos vertiginosamente a los límites físicos de la Tierra. No es sostenible la pretensión de un crecimiento infinito en un mundo que es finito, se viene la grave crisis ecológica, el creciente calentamiento global de la temperatura superficial del planeta y el cambio climático, que en sus efectos extremos ponen en peligro la supervivencia humana en la tierra, estamos llamados a discernir nuestro lugar como seres humanos en la creación y nuestra responsabilidad por ella, pues esta crisis en el fondo es una crisis cultural y espiritual”.

“Animamos a las comunidades cristianas a vivir su misión de cuidar la Tierra y la vida de las personas, particularmente de los pobres, en alianza con muchas otras personas y organizaciones que comparten este compromiso. Lo importante es ‘comenzar por casa’ y revisar qué hay que cambiar para generar una nueva cultura del cuidado de la vida”, expresaron. Y señalan algunas acciones concretas sugeridas por el Papa en LS 211: a) La vigilancia del propio consumo; b) Reducir, reusar, reciclar; c) Evitar el uso de material plástico y de papel, reducir el consumo de agua; d) Separar los residuos; e) Utilizar el transporte público o compartir un mismo vehículo entre varias personas; f) Plantar árboles, apagar las luces innecesarias; g) Promover y proteger espacios verdes en nuestras ciudades.

 

Fuente: Periódico Eclesia (Obispado de Lomas de Zamora)

 

Our website is protected by DMC Firewall!