Síntesis Primera Sesión - Semana Social 2012 - Viernes 22 de Junio

Publicado: Miércoles, 26 Abril 2017

Síntesis Primera Sesión - Semana Social 2012 - Viernes 22 de Junio Destacado

 

Foto:(de derecha a izq.) Adalberto Odstrcil, Secretario Ejecutivo CEPAS, Mons. Jorge Lugones obispo de Lomas de Zamora, Mons Antonio Marino, Obispo de Mar del Plata, Mons, Jorge Lozano, Obispo de Gualeguaychú, Presidente CEPAS, Mons. Jorge Casaretto, Obispo Emérito de San Isidro, Sr. Hector Rosso Concejal en representacion de la Municipalidad de Gral Pueyrredón y Marcelo Fabián Sosa en representacion de la Subsecretaría de asuntos Municipales.

Con la asistencia de casi 300 participantes, se inició la Semana Social 2012 en el Hotel Intersur 13 de Julio de la ciudad de Mar del Plata.

La oración inicial la guió monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, mientras que la Apertura y Bienvenida estuvo a cargo de monseñor Jorge Lozano.

A continuación hizo uso de la palabra el concejal Héctor Rosso del Partido Acción Marplatense quien participó en representación del intendente Gustavo Pulti. Manifestó su alegría y la de los marplatenses porque una vez más se realice en esta ciudad la Semana Social. "Es un hecho que para nosotros siempre ha sido muy importante no solamente porque vienen asistentes de todo el país sino porque el nivel de discusión y los aportes que hay renuevan contenidos. Teniendo en cuenta que nuestra ciudad está atravesando un conflicto en el mundo del trabajo en el tema pesquero es bueno escuchar distintas opiniones de gente que trabaja en este sector. Hoy vivimos una manifestación muy importante convocada por la CGT justamente buscando que se destrabe este conflicto. Nos parece que ha sido ejemplar, no ha habido un incidente, ningún hecho de violencia. Se manifestaron, dieron su opinión, invitaron a monseñor Marino quien pidió serenidad para que todas las partes involucradas en este conflicto puedan tener la cabeza bien fría en busca de las soluciones que finalmente lo destraben. La Semana Social es una expresión dinámica, con formación del Magisterio de la Iglesia Católica, relacionando el mundo del trabajo y con un cuerpo de doctrina muy importante."

Hernán Escudero, miembro del Programa Nuevos Dirigentes de la Pastoral Social Nacional, presentó la Guía sobre Pastoral del Mundo del Trabajo CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano).
"La estructura general del texto utiliza la metodología 'Ver-Juzgar-Actuar' y hace una mirada profunda sobre el mundo del trabajo. No es una expresión solamente argentina sino que va a tener experiencias que representan otros países de Latino y Centro América. Pasa de una pastoral de conservación a una pastoral misionera: salir a misionar la pastoral de los trabajadores. ¿Qué es la pastoral de los trabajadores? Es la acción evangelizadora de la Iglesia en el mundo del trabajo que promueve el desarrollo integral de los trabajadores y trabajadoras, defiende su dignidad y sus derechos, y los fortalece y acompaña en su compromiso de ser discípulos-misioneros de Jesucristo en la construcción de una sociedad justa y solidaria respondiendo a los desafíos de una realidad compleja y cambiante. Nos ayuda a ver signos de esperanza en nuestra realidad del mundo del trabajo aunque también haya en ella signos inquietantes."

La Guía sobre Pastoral de los Derechos Humanos CELAM fue presentada por Mons. Jorge Lugones, miembro de la CEPAS y obispo de Lomas de Zamora.
"En sus 5 capítulos aborda un diagnóstico de la situación, los fundamentos de la pastoral, la dignidad humana, espiritualidad de los Derechos Humanos y sus objetivos, entre otros temas. Se va a centrar en Jesucristo como plenitud del hombre y la mujer, y va a resituar el tema de la liberación de los pobres y oprimidos". Destacó la importancia del "encuentro con 'El Otro' con mayúsculas que es Él, y el encuentro con ?el otro? con minúsculas que son los otros hombres".

Monseñor Jorge Casaretto, miembro de la CEPAS y obispo emérito de San Isidro, presentó el libro que refleja las Conclusiones del Primer Congreso Nacional de Doctrina Social de la Iglesia que se realizó en Rosario en mayo del 2011. Recordó a dos obispos que fueron fundantes de la Semana Social: Justo Laguna y Carmelo Giaquinta "a quienes encomendaremos especialmente en la misa de cierre del domingo también en acción de gracias".
"La Argentina ya tiene un magisterio social. Cuando hablamos de magisterio social hablamos de las encíclicas de los Papas, el Compendio de DSI y podríamos remontarnos a 'Iglesia y Comunidad Nacional' (1981) y en ese momento, todavía durante el proceso militar, los obispos argentinos hicimos una opción por la democracia y una opción por los pobres. Esas opciones son muy claras en todo el magisterio social argentino."
Al referirse al texto afirmó que "la Iglesia, con sus luces y sus sombras, siempre está. En ese Primer Congreso hubo más de 20 mesas temáticas lo que indica la amplitud que la dimensión social tiene en la Argentina. (...) Pienso que ese Congreso fue un impulso y este libro tiene que ser consultado", finalizó.

A posteriori de la lectura de la Declaración de la Semana Social como actividad de Interés Municipal, por parte del Secretario Ejecutivo de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina (CEPAL), Pbro. Adalberto Odstrcil , el Obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Mons. Antonio Marino, expresó su cordial bienvenida a todos los asistentes a la Primera Sesión de la Semana Social.
"Como Obispo les doy la bienvenida a esta hermosa ciudad y a esta hermosa diócesis", comenzó diciendo Marino. El obispo anfitrión destacó el prestigio del tradicional encuentro "por la trayectoria, por el número de asistentes, las exposiciones y el ámbito propicio que se genera para el intercambio". En su saludo Marino, destacó "la amplia representatividad de actores sociales, como trabajadores, líderes sindicalistas y municipales". Respecto del lema elegido para esta Semana Social ?"Trabajo, dignidad y justicia social"? el prelado aseguró que "el lema no podía ser más oportuno, ya que como temas, tienen vigencia permanente".
Seguidamente Marino se refirió a la conflictiva coyuntura que atraviesa el país en esta semana: "para no caer en la abstracción, el contexto flotará en estos días de Semana Social". Además hizo referencia a su participación en lo que fue la movilización convocada por la CGT de Mar del Plata en apoyo al reclamo salarial de los trabajadores del puerto local, puja que Marino definió como "un problema crónico". "Hoy fui al acto de la CGT donde estaban representados los 60 gremios. Estoy contento de haber ido a acompañar los reclamos, aportando, no soluciones técnicas, sino principios básicos fundamentales, aportando humanidad y una llamada a la voluntad de sentarse a negociar". Marino aseguró que el diálogo constituye "el único camino" y que es preciso hacer del mismo "una cultura", y precisó que "la negociación y la manifestación son importantes en tanto aceleradoras de una solución".
El obispo marplatense concluyó su saludo al auditorio presente en el Hotel 13 de Julio deseando que la Semana Social traiga luz, entendiendo que "la Iglesia es el ámbito que facilita el encuentro de distintos sectores y que debe llevar la voluntad de construir una Patria de hermanos".
 
La Primera Conferencia sobre el tema central "Trabajo, Dignidad y Justicia Social" estuvo a cargo de monseñor Jorge Lozano, presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.
Compartimos algunos abstract de su conferencia.
"No nos mueve desde la Pastoral Social la búsqueda de espacios de poder. Queremos realizar un servicio a la sociedad
Algunos señalaron que ese acontecimiento marcó el fin de las utopías. Yo creo que no es cierto ?al menos yo las sigo teniendo y sé que muchos de ustedes también?. Pero sí hemos de reconocer que la actividad económica y política se vio fuertemente condicionada por el pragmatismo eficientista.
Hubo un desplazamiento de la soberanía de la política a la economía, y un corrimiento de la ética por debajo de ambas.
También hay falta de ética en la aplicación de subsidios de algunos Estados del Hemisferio Norte que no nos permiten ingresar con nuestros productos. Reclaman libre mercado, pero son proteccionistas con sus propios intereses.
No nos mueve desde la Pastoral Social la búsqueda de espacios de poder.
Algunos señalaron que ese acontecimiento marcó el fin de las utopías. Yo creo que no es cierto ?al menos yo las sigo teniendo y sé que muchos de ustedes también?. Pero sí hemos de reconocer que la actividad económica y política se vio fuertemente condicionada por el pragmatismo eficientista.
Hubo un desplazamiento de la soberanía de la política a la economía, y un corrimiento de la ética por debajo de ambas.
Si "negocios son negocios" no hay compromiso ético.
Es un desorden moral que haya tanta concentración de riqueza en pocas manos. Un sistema económico centrado en el lucro como único y supremo objetivo privilegia la especulación financiera por encima de la inversión productiva. En este contexto el trabajo es visto como una mercancía, y la persona no está en el centro de la sociedad.

La crisis económica internacional no es sólo un problema financiero. Ella se debe a una serie de errores técnicos y también a responsabilidades morales.
Las estructuras políticas y económicas deben estar al servicio del bien común, dando prioridad al trabajo sobre el capital, y a la producción sobre las finanzas.
El problema es el sistema neoliberal y su incidencia en la falta de justicia y cuidado del ambiente. Quienes más sufren las consecuencias son los pobres. Ellos ven deteriorados sus ingresos o pierden su fuente de trabajo.
En la superación hay que privilegiar al ser humano integral, en todas sus dimensiones. La política ?responsable de la búsqueda del bien común? debe estar por encima de la economía y las finanzas. La ética debe imperar sobre la política y la economía.
El Evangelio tiene consecuencias sociales. Es Buena Noticia para la persona y para la humanidad en su conjunto. De la Palabra de Dios se derivan una serie de principios que iluminan la vida social.
Por eso tenemos como creyentes y proponemos a todos los hombres algunos principios firmes sobre los cuales construir la sociedad: la inviolabilidad de la Dignidad de la persona humana, el Destino Universal de los bienes, la Participación de todos en la búsqueda del Bien Común, el principio de subsidiariedad, la solidaridad, la primacía del trabajo sobre el Capital y de la producción sobre las finanzas.
El lema que nos hemos propuesto para esta Semana Social recoge algunos de estos principios.
Vivir en sociedad no es una desgracia a soportar o una cuestión instrumental. Somos seres sociales, en relación.
Por eso también cuestionamos que "el hombre sea lobo para el hombre". En nuestro origen y vocación no está la lucha despiadada sino la solidaridad.
Por eso también cuestionamos el individualismo egoísta que nos aísla, o que nos reúne sólo por necesidad utilitarista. Estamos llamados a la comunión, y la amistad social nos hace bien. Los demás son hermanos antes que adversarios o competidores.
Otro principio que se deriva del acto creador de Dios es el Destino Universal de los bienes de la creación. cuestionamos la acumulación de riqueza y acaparar los bienes para unos pocos.
Justicia Social: hablar de justicia social es más abarcativo que el término inclusión social.
El concepto de Deuda Social nos ayuda a tener presente la necesidad de un orden social más justo, en el cual cada persona tenga acceso a lo que le corresponde.
El salario, entonces, no es como el pago por una mercancía, sino el modo en que se verifica la justicia social o su ausencia.
Por medio del trabajo el hombre participa en la obra creadora de Dios y obtiene el sustento digno para sí y su familia.
También es un elemento clave de vinculación social en orden al Bien Común. Los bienes que necesitamos para vivir dignamente en la sociedad se producen por medio del trabajo. No sólo los bienes necesarios para cada familia, sino para toda la sociedad. (cfr. CDSI 274)
Estamos en condiciones de establecer la vinculación estrecha entre los elementos presentes en el lema de esta Semana Social: El pan que llega a la mesa sin el trabajo, puede ser dádiva que ofende a la dignidad de la persona humana. Pero también es cierto que el trabajo que no alcanza para el pan, es explotación y opresión. Trabajo, Dignidad Humana y Justicia Social deben siempre estar de la mano.
a) Desocupados o subocupados
Debemos reconocer que unos cuántos hace tiempo que no tienen un trabajo estable ni ocupación alguna, y otros apenas consiguen changas esporádicamente. Uno de los desafíos serios que tiene la humanidad por delante es la generación de puestos de trabajo.
b) Trabajo no registrado
Éste es uno de los problemas más serios y que afecta especialmente a los sectores más vulnerables. Genera una serie de consecuencias como la falta de aportes jubilatorios, de acceso al crédito, de protección ante accidentes de trabajo, creando una verdadera discriminación.
c) Los jóvenes
Es necesario el desarrollo de un marco legal que permita acceder a un primer empleo formal para los jóvenes, de manera de incluirlos con la participación tanto del sector público como del privado, en iniciativas productivas.
d) La mujer
Muchos hogares de nuestro país son llevados adelante por la mujer. Al esfuerzo volcado en la educación y el seguimiento de los hijos, la organización de la casa, se suma el trabajo no siempre debidamente remunerado. Por el mismo horario y trabajo, en algunos casos llegan a cobrar menos que un varón.
e) Los migrantes
La opresión sufrida por ellos está cuidadosamente organizada y llevada adelante por grupos delictivos que se enriquecen a costa del esfuerzo ajeno.
f) Los pueblos originarios y pequeños campesinos
En varias ocasiones son desplazados con violencia de su terruño. La posesión de títulos precarios y la lentitud en dar respuesta a sus situaciones generan injusticias, con complicidad o desinterés de las estructuras del Estado.
g) Hay otras formas de explotación y sometimiento
La trata de personas para la explotación laboral o el comercio sexual. Los que venden drogas o trafican armas. Quienes se venden o prostituyen para el consumo. Los niños y niñas dedicados a la mendicidad.
En todos ellos vemos los rostros de quienes son humillados y despreciados.
Debemos incrementar con dedicación y creatividad la amistad social.
Y por amistad social no nos referimos a un mero pacto de no agresión sino a un construir juntos, por el camino del diálogo y la búsqueda de consensos. Para ello es necesario un clima social de amistad, que permita visualizar los intereses ajenos al igual que los propios y encarar la búsqueda de soluciones superadoras que coincidan en el bien común de los argentinos. Por eso estamos aquí
Como Pastoral Social debemos pensar mucho en los excluidos al mundo del trabajo. Pero esto  no solo debemos reclamarlo como un rol fundamental del Estado, sino también un compromiso sincero de los empresarios, de los dueños del capital, que deben velar porque la ganancia nos sea la única meta de los negocios en argentina. La  centralidad debe estar puesta en los hombres y la comunidad donde se desarrollan.
Estamos cumpliendo los 25 años de la segunda visita de Juan Pablo II a la Argentina. Les comparto algunas perlitas de lo que les dijo a los empresarios en el Luna Park (11 de abril de 1987): Una empresa respetuosa de estas finalidades sociales exige, evidentemente, un modelo de empresario profundamente humano, consciente de sus deberes, honesto, competente e imbuido de un hondo sentido social que lo haga capaz de rechazar la inclinación hacia el egoísmo, para preferir más la riqueza del amor que el amor a la riqueza."

Situación Comunidad Qom

Reunión entre Mons. Lozano con diputados nacionales y dirigentes sociales por la situación de la comunidad Qom.

 

 

Monseñor Jorge Eduardo Lozano, obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal  de Pastoral Social, se reunió con Victoria Donda (Libres del Sur), Alicia Ciciliani (Socialismo), Virginia Linares y Cristina Calvo (GEN), Ricardo Alfonsín (UCR), Alfonso Prat Gay (Coalición Cívica-ARI), María Elena Barbagelatta (Socialismo), Humberto Tumini (Libres del Sur) para interiorizarse del conflicto que está viviendo la comunidad Qom La Primavera  de Formosa.

 

Leer mas

Reunión con CGT

Mons. Lozano se reunió con Moyano y dirigentes de CGT

 

En el marco de la realización de la Semana Social 2013, el presidente de la Comisión Episcopal  de Pastoral Social (CEPAS), Mons. Jorge Lozano se reunió con dirigentes sindicales.

 El encuentro tuvo lugar en la sede del Sindicato Único de Espectáculos Públicos (SUTEP) y participaron Hugo Moyano, Gerónimo “el Momo” Venegas, el secretario del SUTEP Miguel Ángel Paniagua, y cerca de 40 dirigentes y secretarios generales.

 

Leer más...

Designación de nuevas autoridades

Designación de nuevas autoridades frente a la Comisión Episcopal de Pastoral Social

 

 

El actual Obispo de la Diócesis Gualeguaychú, Monseñor Jorge Lozano, fue elegido como presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social para el periodo 2011-2014. La designación se conoció durante la asamblea plenaria del Episcopado, que se desarrolló en la casa de ejercicios espirituales "El Cenáculo" en Pilar, Provincia de Buenos Aires, donde además se renovaron todos los cargos de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

 

Por su parte,[...] fue designado como Secretario Ejecutivo de la misma, el Pbro. Adalberto Odstrcil.

 

Leer más...

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd